El reto de integrar un plan de drones en la industria Mexicana



El mercado mundial de drones se encuentra en franco crecimiento y el perfil del usuario de consumo que hasta ahora habíamos conocido ha ido cambiando al conocer las nuevas aplicaciones de estos equipos en diversos sectores industriales.

Hemos pasado del consumidor que busca estos equipos para uso recreativo y que comúnmente se animaba a ofrecer servicios audiovisuales, a un consumidor que busca satisfacer las necesidades de un nuevo mercado enfocado a brindar un servicio profesional especializado.

Esto no quiere decir que los drones de consumo recreativo dejen de comercializarse y desaparezcan a corto plazo, siempre existirá un mercado interesado en adquirirlos, pero hay que considerar que el desarrollo de nueva tecnología y su uso exige equipos más robustos y con mayores capacidades técnicas, además de que se busca que el perfil del usuario final pueda cumplir con los requerimientos que la ley aeronáutica dispone a nivel internacional.

Los fabricantes de estos equipos no tripulados, como es el caso de DJI, se han enfocado a diseñar su propia gama de equipos especializados para esta función DJI ENTERPRISE, creando alianzas con desarrolladores de tecnología y haciendo compatibles y seguras las operaciones, evitando que los usuarios más aventurados los modifiquen al instalar sensores que a la larga pueden resultar en fallas y accidentes, además de perder la garantía del fabricante.


Este “ecosistema”, como comúnmente se le conoce en el medio y que es de reciente creación, solo es posible si existe un conjunto de elementos conformados entre hardware, software y personal humano como un factor imprescindible, que juntos proporcionan una solución integral en los diversos sectores productivos.

Estos elementos, por nombrar algunos son:


Sensores o cámaras

Un drone es una plataforma que permite la carga de diferentes tipos de sensores que nos permiten realizar tareas tales como análisis de áreas, objetos y estructuras que nos proporcionan información sobre las condiciones físicas, estructurales además de mediciones, conteo, estimaciones, detección de agentes de riesgo e incluso nos permiten conocer estado biológico de plantas y animales. Es una industria que está en pleno desarrollo y que busca cubrir las necesidades especificas de cada sector especializado de cada industria.

Estos sensores por nombrar algunos pueden ser cámaras multiespectrales, sistemas térmicos, infrarrojos y sistemas hiperespectrales como es el caso de los sensores LIDAR. Todos estos son equipos que nos ofrecen impresionantes resultados comprobados al realizar diversos análisis en industrias como la construcción, energía, seguridad, agricultura y búsqueda y rescate de personas.


Software y equipo complementario

Día con día encontramos nuevas soluciones que nos permiten realizar estudios que hasta hace un par de años imaginábamos imposibles de realizar, desde la posibilidad de tener el control para administrar una flota de drones a miles de kilómetros de distancia, que nos permitan realizar trabajos de supervisión de manera remota con video en tiempo real, evitando desplazar a un inspector a la zona a supervisar, como generar reportes de estado y conteo de plantas de un campo de cultivo sin la necesidad de tener conexión a internet, hasta poder realizar el render de un ortomapa y nube de puntos en el sitio de construcción sin la necesidad de usar una computadora y todo en cuestión de minutos. Además de tener el beneficio de evitar exponer al personal en tierra a riesgos innecesarios que puedan poner en peligro su integridad física o incluso su vida.

Existen infinidad de opciones de integración de diversos tipos de herramientas para los usuarios dentro de plataformas de mapeo, un ejemplo puede ser la contratación de seguros de responsabilidad civil por el tiempo que se encuentre el equipo en operación, integración y envío de datos a maquinaria pesada de construcción para realizar trabajos automatizados, sistemas de inteligencia artificial (IA) para detectar fallas automáticamente en estructuras, campos solares y turbinas de viento.


Pero no todo es miel sobre hojuelas, todo este desarrollo implica un fuerte gasto económico para echarlo a andar de manera correcta en cualquier industria, por lo que el poder adquisitivo aún se encuentra segmentado a empresas que puedan realizar la inversión en equipo, software, capacitación y certificación de su personal, lo que resulta desalentador al momento de realizar un ejercicio financiero, principalmente por la forma de pensar y desconfianza del empresario Mexicano.


Personal Operativo.

El factor humano es por mucho, el elemento más importante dentro de este ecosistema y existe una infinidad de variables que pueden demeritar la profesionalización de esta actividad industrial debido a la complejidad que la mayoría de los trabajos exigen.

Es muy importante que el personal a cargo de estas operaciones se encuentre capacitado correctamente y sobre todo, que cumpla con los requisitos que marca la ley.

Es muy común encontrar, al menos en México, que al intentar ofrecer un servicio o incluso ofrecer un equipo en venta a una compañía, esta nos reciba con una queja argumentando que los drones son una tecnología que no sirve.

Por lo general nos refieren a una mala experiencia al momento de operar el equipo, ya que por falta de capacidad y conocimiento del usuario, se accidentaron en el primer vuelo o por que simplemente el proveedor que les ofreció el servicio carecía del conocimiento técnico para realizar un trabajo que requería especialización técnica profesional.

Es importante que las empresas que quieran incorporar esta tecnología, entiendan que no es suficiente con solo adquirir el equipo. Es imprescindible hacerles notar la necesidad de capacitar y certificar a su personal operativo.

Se debe contar con un equipo multidisciplinario conformado de Pilotos Certificados, operadores especializados en el correcto uso de los sensores, y personal encargado de la interpretación y manipulación de los datos obtenidos mediante el uso de software adecuado.


Es necesaria la creación de protocolos de operación que cubran aspectos como seguridad operativa, correcta recopilación de datos, flujos de trabajo, mantenimiento preventivo, seguridad en el manejo de datos sensibles, entre otros más. Prácticamente es integrar un área nueva dentro de la estructura administrativa de una empresa si es que se busca tener una integración exitosa que ofrezca un retorno de inversión a corto plazo y beneficios económicos inmediatos.

En DJI Enterprise México contamos con el personal, las herramientas y las alianzas necesarias para asesorar, capacitar e implementar un plan de drones exitoso, ya sea para una empresa que busca incorporar esta tecnología dentro de su estructura organizacional o empresas que busquen brindar servicios especializados.


Contáctanos www.djienterprisemexico.com



DJI Store Mexico